Switch Mode

The Legend of the Dragon King – Capitulo 682

LDK Capítulo 681: Una batalla reñida

“¡Montaña Inamovible!” Long Yue gritó mientras las gruesas vides azules se apretaban más a su alrededor.

Cuando las garras doradas de Tang Wulin alcanzaron Long Yue, no se hundieron en la carne humana, ¡sino en la roca! ¡Long Yue se había convertido en una pequeña montaña! El golpe del impacto adormeció los brazos de Tang Wulin.

La pequeña montaña se hizo más grande, rompiendo las vides que la ataban con facilidad. Un enorme puño de roca apareció desde la montaña. Tang Wulin rápidamente levantó los brazos, preparándose para lo que vendría después. El puño se estrelló contra él, tirándolo por los aires. Si no fuera por los guanteletes y su rápida decisión de reunir el poder del alma en sus brazos, ese golpe podría haberlos roto.

Tang Wulin tosió una bocanada de sangre. Sintió que sus órganos internos estaban a punto de estallar. Respiró hondo para tratar de estabilizar la circulación del poder de su alma, pero Long Yue no le dio respiro.

Varios torrentes de barro se dispararon hacia él. El chico los golpeó fuerte con sus puños dorados, y sus vides azules también ayudaron. De repente, una montaña creció rápidamente del suelo. Tang Wulin estaba demasiado preocupado por luchar contra el barro como para notarlo. Incluso si lo hubiera notado, no había forma de que pudiera esquivarlo, no cuando estaba en el aire.

La cumbre se estrelló contra Tang Wulin, enviándolo a volar por los aires.

Su línea de sangre del Rey Dragón Dorado pudo haber suprimido el poder del Rey Dragón, pero el alto nivel de cultivo de Long Yue y su poderosa alma marcial fueron más que suficientes para permitirle dominar el combate; su poder era de hecho insuperable entre sus pares.

Tang Wulin alcanzó los 200 metros antes de comenzar a caer del cielo. Tenía la intención de usar sus vides para amortiguar el impacto al aterrizar, pero parecía que Long Yue no quería darle la oportunidad de hacerlo. Corrió, saltó y atacó con la cola a Tang Wulin. El golpe fue tan poderoso que Tang Wulin se estrelló contra la barrera del alma con un golpe sordo.

Esta ráfaga de ataques había ocurrido en cuestión de segundos.

El poder de Long Yue había dejado a todos asombrados; se dieron cuenta de que Tang Wulin nunca había tenido la más mínima posibilidad de ganar.

Pero su poder tuvo un precio. Todo tiene un precio. Algunas cosas cuestan más que otras.

El Rey Dragón estaba emitiendo un aura amenazante, sus ojos irradiaban una intensa intención asesina.

Rara vez usaba todo su poder, porque cuando hacía todo lo posible, perdería el control de sí mismo, se desencadenaría y desataría su ira contra cualquiera que se interpusiera en su camino. Su apodo, Loco Long, era bien merecido.

En este momento, Tang Wulin era el que se interponía en su camino.

Aunque sus huesos estaban rotos y estaba herido en todas partes, Tang Wulin todavía estaba consciente. Luchó por ponerse de pie, levantándose con la fuerza de sus brazos. Su fuerza de voluntad fue lo único que lo mantuvo de pie.

Levantó la cabeza y vio una figura enorme que caminaba hacia él. El suelo temblaba con cada paso que daba. Lo miró fijamente, los ojos ardiendo con determinación. Xinglan se retiró de la competencia para hacerme una armadura de batalla; Yuanen me dejó ganar para poder luchar contra Long Yue en mi mejor condición. Mis amigos están depositando todas sus esperanzas en mí. No puedo perder. No perderé. ¡Hoy no!

Tang Wulin reunió toda su energía, y con un salvaje movimiento de su garra de dragón dorada derecha, cinco haces de luz dorados oscuros estallaron hacia adelante.

¡¿Todavía puede desatar un ataque tan contundente ?! En Ci pensó para sí mismo, impresionado por el espíritu de lucha de Tang Wulin.

Long Yue levantó su brazo derecho para bloquear el ataque. Los cinco haces de luz se estrellaron contra él y le dejaron cinco espantosos cortes.

Un dolor insoportable abrasó el brazo del Rey Dragón. Sus ojos se tornaron rojos como la sangre cuando lanzó un rugido furioso.

En Ci frunció el ceño. ¡No! ¡Ha perdido el control de sí mismo!

Long Yue pateó a Tang Wulin en el pecho con tanta fuerza que el niño cayó de espaldas y se deslizó hacia atrás en el suelo.

La rabia del Rey Dragón no pareció apaciguarse. Llegó a Tang Wulin en tres zancadas y levantó su gigantesco pie derecho.

En Ci era muy consciente de lo que Long Yue era capaz de hacer, pero vaciló, debatiendo si detenerlo o no. Sin duda, el niño es uno de los estudiantes más talentosos de la Academia Shrek, y el poder en su sangre puede reprimir a Long Yue hasta cierto punto. Es una amenaza potencial para el Imperio Estrella Luo. Incluso podría convertirse en el maestro del alma más poderoso algún día como ese hombre. Esa amenaza debe eliminarse.

El viejo miró y no intervino.

El pie de Long Yue se estrelló contra el pecho de Tang Wulin.

Comentários

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opções

Não funciona com o modo escuro
Resetar